Internet de las cosas IoT (Internet of Thing)

iot

Ahora que se habla tanto de eficiencia energética, de sostenibilidad de los edificios, de energías verdes y de emisiones de CO2. El objetivo es retomar un término ya relativamente antiguo, “domótica”. Algo así como “casa que funciona sola”.

Ya disponemos de un conjunto de sistemas que controlan simultáneamente, y de forma óptima y coordinada la seguridad, la gestión energética, las comunicaciones y el bienestar de los hogares.

Se han construido hasta ahora algunas viviendas que cuentan con;  persianas que se suben o bajan mediante un pulsador manual, programación de lavadoras, instalación de alarmas con conexión a centrales de alarma, se colocan relojes o detectores para el alumbrado, etc. y algunos más, eso sí, independientes entre ellos.

¿Qué se puede hacer ahora con esto de IoT?

Se pueden gestionar, controlar, optimizar y visualizar todo el conjunto de instalaciones que pueda tener una vivienda, tanto desde el interior de la misma (con una consola programable o un ordenador) o desde el exterior con internet (ordenador, tablet o móvil,) y con un entorno gráfico amigable, es decir, que cualquiera puede usarlo a base de iconos, gráficos, etc. muy intuitivos.

¿Qué se puede controlar?

  • La temperatura y la iluminación de distintas habitaciones. Dependiendo del uso y de la existencia o no de ocupantes o de luz solar.
  • Poner en marcha la climatización con el móvil una hora antes de llegar a casa.
  • Recoger los toldos cuando se levanta viento.
  • Cerrar las persianas si incide el sol en verano, pero no en invierno.
  • Se activa o desactiva la alarma antiintrusión desde fuera de casa.
  • Detener la máquina de climatización si se abren ventanas.
  • Controlar mediante cámaras IP con el móvil si hay personas en la vivienda.
  • Poner la lavadora, el lavavajillas, etc. en marcha cuando la energía sea más barata.
  • Desconectar los receptores menos críticos cuando estamos disponiendo de mucha potencia.Así se evita el desagradable disparo del limitador de potencia.
  • El sistema nos puede informar si el circuito del frigorífico se queda sin tensión.
  • Si hemos dejado el aire acondicionado en marcha cuando nos vamos de vacaciones, y actuar desde el móvil.

El límite de la domótica lo va a poner la imaginación humana.

¿Cómo se hace todo esto?

De una forma muy sencilla, se colocan sensores específicos para tomar la señal que estamos buscando, la mandamos al ordenador que controla el sistema y compara la lectura del sensor con la de consigna (valor límite deseado). Cuando esto ocurre se activa el mecanismo de puesta en marcha o parada correspondiente.

Sin tanta sofisticación así funciona un timbre. Al entrar alguien en casa activa el pulsador con un dedo, el pulsador manda una señal eléctrica al timbre y suena. Nos avisa de esta forma de que alguien está en la puerta.

Esto de la domótica es igual, un sensor de temperatura (un termómetro) cuando sube a un valor determinado (por ejemplo, 28ºC) mediante un cable, por radio frecuencia, a través de los propios cables de la instalación eléctrica o por wifi le dice al ordenador que tal habitación está a 28ºC, para que ponga en marcha el aire acondicionado, baje la persiana, o abra el toldo, según corresponda. Lo mismo ocurre con los detectores de incendios, los de viento, los de gas, etc.  ¿Cuánto cuesta esto y que beneficios aporta?

¿Es eso mucho dinero?

En obra nueva puede suponer un sobre costo de un 2% del presupuesto total. ¿Es eso mucho dinero?, desde luego que no, se amortiza todo el sistema entre cinco y siete años. Aporta beneficios tangibles (ahorro en los consumos energéticos, durabilidad de los equipos, etc.) e intangibles (seguridad y tranquilidad).

Todo esto está siendo posible porque fabricantes de equipos tan diversos como son los de alumbrado, calderas, persianas y toldos, sensores de gas, agua, alarmas contra incendios y antiintrusión, etc. usan el mismo lenguaje de comunicación, al que van a tender todos los fabricantes si quieren subirse al carro de la domótica. El protocolo que se está imponiendo es el KNX, que es de código abierto.

Esto no hay quién lo pare. Ya se aplica a los edificios, se le llama inmótica, y también a las ciudades, las llamadas Smart Cities (ciudades inteligentes). Si la selección natural de las especies de Darwin es clara e implacable (adaptarse o extinguirse), la selección tecnológica empresarial no lo va a ser menos (renovarse o cerrar). Para terminar, no descubro nada si digo que a Extremadura esto va a tardar en llegar, pero no porque sea cara la inversión inicial.

Aunque es un campo con unas posibilidades de trabajo muy importante, el motivo principal es que este tipo de instalaciones deben montarse por instaladores especializados del sector de la electricidad.

Al día de hoy, la inmensa mayoría no están formados y son pocas las ingenierías que sean parnerts de la KNX asociación. La formación para la implantación de estos sistemas, que no es difícil, debe hacerse a través de los centros privados homologados por la asociación KNX

( www.knx.org/es ).

Jacinto Salas.

Director técnico de 6TBuild

Posted on 2 enero, 2017 in Noticias

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top